Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies ×

Qué me conviene en cuanto a la hipoteca Fijo o variable

Todos aquellos que estén pensando en formalizar una hipoteca se enfrentan a un gran dilema: elegir entre un préstamo hipotecario a un tipo de interés fijo y entre otro variable. Y sus dudas tienen todo el sentido del mundo.

El euríbor a doce meses, el indicador de referencia para la inmensa mayoría de las hipotecas en España y del que dependen las hipotecas variables, sigue su tendencia a la baja y parece tener gasolina como para seguir renovando sus mínimos históricos. Cerró octubre en el 0,128%, aunque la media de este mes ya se sitúa por debajo del 0,1%.

Las hipotecas fijas tampoco se quedan atrás. Permiten al hipotecado saber exactamente cuánto dinero va a tener que pagar cada mes durante toda la vida del préstamo y por si fuera poco, están más baratas que nunca. En idealista hipotecas, por ejemplo, encontramos ejemplos desde 2,45% a 30 años, un interés que está por debajo de la media histórica del euríbor a doce meses (supera el 2,5%).

En este escenario tan igualado, ¿por qué opción decantarse entonces?La respuesta depende de cada caso particular. Los expertos aseguran que no todos los préstamos son igual de apropiados para un mismo cliente y que la elección del tipo de hipoteca depende de factores como el plazo en el que se vaya a devolver el préstamo, la capacidad de absorción del encarecimiento mensual de la cuota o la cantidad de ingresos mensuales que deberá destinar a pagar la cuota hipotecaria.

Por eso, proponemos un test de cinco preguntas que te permitirán resolver en pocos segundos cuál es, en principio, la opción más recomendada para ti:

 

¿Qué porcentaje de la compra necesitas financiar?

¿Qué porcentaje de tus ingresos mensuales vas a destinar a pagar la cuota de la hipoteca?

¿Cuánto crees que va a subir tus ingresos mensuales en los próximos 5 años?

¿Cuánto crees que van a subir tus gastos respecto a tus ingresos en los próximos 5 años?